Anhelo de luz / María Vallina

cartelvallina

Cuando el deseo marca el inicio de una ceguera, de un instante que divide la vida en dos, como si todo aquello que nace a la existencia estuviera condenado a volver a nacer, ¿es posible estar a salvo? En Anhelo de luz, a través de medios como la instalación, el uso de neones y la obra sobre papel, María Vallina confecciona el marco en el que ha de escenificarse, con sus variantes y repeticiones, una reinterpretación del poema de Goethe Feliz anhelo. Del mismo modo que Francis Bacon crea zonas de presentación donde la corporalidad de los personajes encuentra un límite de inmanencia para hacer de la existencia insistencia, María Vallina sitúa el lugar del acontecimiento en un parque, donde la hierba juega a ser territorio del evento transformador, ya sea en su vertiente de transitoriedad povera o bien en la amplificación plástica, informal y neoexpresionista de las tonalidades y goteos del color verde. Es sobre la hierba donde todo sucede, donde el poema de Goethe encuentra unas coordenadas para ser escuchado. Allí donde la naturaleza establece el límite para el cese de lo humano y donde comienza la precariedad y desnudez del pensamiento, sobre las hojas de hierba del parque creado por María Vallina existe una definición que hace del lugar un aquí y un ahora. Pero ¿quién puede escuchar el secreto que supone el límite? (…)
__

Texto Anhelo de luz / María Vallina (pdf)